Una ventana abierta donde poder expresar esos momentos especiales, esos detalles que llaman mi atención, y poder plasmar en este blog, esas fotos y anécdotas de lo que es y fue esta pequeña villa de La Robla.

martes, 2 de marzo de 2010

Fontañán geológico

Comenzamos la ruta en una gran curva de la antigua carretera que bordeaba Olleros de Alba. Un panel indica la ruta. Una pista asciende por la margen izquierda del arroyo que discurre paralelo a ella. Las laderas están cubiertas de helechos y matorral y bordeando el arroyo chopos, sauces y vegetación de ribera.

Enseguida aparece una pequeña cascada, “El Salto”, mientras el valle se va estrechando hasta convertirse en una hoz. Unas mesas de piedra en una pequeña chopera para los más domingueros, pero nosotros seguimos el camino que apenas ha comenzado.

Comienza entonces el segundo miembro de la Formación Cuevas, constituido por una potente sucesión de calizas tableadas muy replegadas con estructuras de deslizamientos a las que se superpone una fuerte deformación tectónica al formar el núcleo de un sinclinal, pudiendo observar numerosos pliegues muy apretados y pequeñas fallas de todo tipo. Puede asociarse a la Formación Barcaliente del resto de la Cordillera Cantábrica. Se trataría de depósitos de plataforma carbonatada somera, quizás de tipo lagoon, de baja energía.

Caminamos ahora entre paredones calizos con estratos bastante verticales y muy replegados. Hacia la mitad de la garganta un valluco a la izquierda nos lleva a un pequeño desfiladero, el Callejón de Castrillos, que merece una visita. Estrecho desfiladero de apenas unos metros de anchura en algunos puntos. Líquenes, vegetación rupícola y algún majuelo (Crataegus monogina, espino albar), y espectaculares pliegues en la roca nos acompañarán. Estamos cruzando un paisaje cárstico formado por la acción del agua sobre la caliza, una acción “corrosiva” que da forma a grutas, agujeros, simas…

En la parte alta de la garganta aparece un encinar bien conservado. La encina, aunque árbol de tierra más seca, aprovecha la porosidad del terreno calcáreo que elimina rápidamente el agua y se adapta muy bien a estas zonas de media montaña Cantábrica, ocupando las laderas sur. La hoz se encuentra cerrada por una portillera que impide el paso del ganado.
En las paredes espectaculares pliegues de todo tipo, micro fallas y multitud de estructuras formadas por la intensa tectonización de estas calizas. Después de la portillera aparecen nuevas encinas sobre la caliza, algunas de buen porte.

Termina la serie caliza. Nos encontramos en el otro flanco del sinclinal y de nuevo vemos el primer miembro de la Formación Cuevas, lutitas, areniscas y algún lentejón calizo.
Al final de la garganta el valle se va abriendo poco a poco. El encinar desaparece y empiezan a verse robles de Quercus pyrenaica y matorral de urces (brezos) y escobas, lo que nos indica un cambio en el suelo, que va a ser ahora de naturaleza terrígena (silícea). Las urces (brezos) fueron muy apreciados por su madera, que se utilizaba para hacer utensilios y sus raíces para fabricar carbón vegetal. Esto, unido a que eran ramoneados por las cabras, mantenía el matorral ralo. Hoy en día la ausencia de rebaños ha hecho que haya proliferado mucho y a veces cierra caminos poco transitados.
Comienza una serie alternante de lutitas y areniscas con calizas y dolomías, que nos plantean algunas curiosidades. Las encinas las encontraremos siempre sobre terreno calcáreo y los robles sobre rocas terrígenas (lutitas y areniscas), pero en todo este tramo vemos robles en zona calcárea y encinas sobre lutitas y areniscas. Esto es sólo una apariencia. Si nos acercásemos veríamos que, o bien nos hemos equivocado al observar de lejos el terreno, o, más posiblemente, la causa sea el suelo. En estas laderas se producen derrubios de las zonas altas que hacen que el suelo tenga en muchas ocasiones distinta naturaleza que la roca madre sobre la que se asienta.
El camino se ve invadido por el arroyo de San Martino, que confluye en el arroyo de la Braña.
A la derecha, arriba, una majada con chopos repoblados.
Justo delante, a la izda, una cresta caliza forma el núcleo de un anticlinal que cabalga a toda la serie más al norte.
Más arriba el valle se abre, desaparece el bosque y aparece un pastizal de nuevo sobre terreno calizo. Al lado del camino alguna muestra de la acción cárstica del agua nos deja pequeñas cuevas, maltratadas por algunos desalmados que las han llenado de basuras y pintadas y agujeros de carstificación que aprovechan el núcleo de pequeños pliegues. Desaparece el ruido del agua, que circula ahora bajo tierra.
La cueva se encuentra en el núcleo del primero de los sinclinales del núcleo del gran Sinclinal de Alba.
Estamos en Las Brañas. Ya casi no se ven, dispersos por las laderas, los restos de los chozos que hace no mucho guardaban una intensa vida pastoril.
De frente, a lo lejos, vemos una gran antena, que nos puede servir de orientación pues deberemos pasar por ella.
El camino continúa ascendiendo, ahora en dirección noroeste, a veces con buena pendiente, hasta terminar en el Collado de las Yeguas
Este sinclinal nos permite ver las rocas más modernas de esta zona, las que corresponden al tercer miembro de la Formación Cuevas. Se trata de alternancias de lutitas oscuras con niveles de hasta 10 metros de para conglomerados con clastos cuarcíticos pequeños y, atriz areniscosa, litarenitas y, hacia techo, niveles calizos. Los conglomerados y areniscas se parecen, a simple vista, las crestas de la cuarcita de Barrios del ordovícico, debido a su ornamentación de líquenes. No las confundamos. Parece que su origen estaría en el relleno del surco turbidítico de los miembros anteriores de la Formación Cuevas. Cronológicamente se asociaría a la Formación San Emiliano del resto de la Cordillera Cantábrica.
El camino gira casi 180º y se dirige ahora hacia el este, en dirección al Fontañán que ahora tendremos al frente. La pista atraviesa un robledal y un poco más allá termina en un collado que da vista a la zona de Gordón, en el que hay instalada una gran antena Contrastes de la vida moderna.

Un poco más adelante termina la pista en un collado que nos deparará estupendas vistas. Abajo, hacia el norte, el valle de Gordón. De frente, también hacia el norte, numerosas cimas conocidas, Brañacaballo, Fontún, Correcillas, Valdorria, Peña Galicia, Tres Marías…

Para el descenso tenemos diversas opciones, pero nos vamos a decidir por volver por encima del desfiladero, recorriendo la zona alta del valle. De la cima bajamos por la cresta, primero en dirección suroeste y enseguida girando al sur en dirección a un pilón de agua que se ve en una pista al fondo. Bajamos buscando el mejor camino entre la escalera de estratos calizos para no pisar entre el poblado enebral que cubre la zona. Llegamos al pilón de la fuente donde podemos reponer agua. La pista baja hacia una cantera de caliza y al pueblo de Sorribos, pero nosotros giraremos hacia el oeste, subiendo primero un poco por pista y luego siguiendo por un buen camino que enseguida va hacia abajo. Entramos en un bosquete de robles, alguno de buen tamaño, pisando por un terreno de alternancia de areniscas y lutitas. Llegamos a un collado con un gran majuelo seco. Un profundo valle baja hacia el oeste. Podemos seguirlo y llegaríamos a la altura de la portillera que cruzamos en la subida en medio de la garganta, y frente al callejón de Castrillos. Nosotros optamos por seguir el camino de frente, en dirección más o menos suroeste, bordeando sin perder altura la Peña del Negro. Cruzaremos una nueva portillera para el ganado situada en la cresta que baja de esta peña. El camino toma ya un marcado descenso en dirección a una pista que se ve al fondo. Al llegar a la pista giramos hacia el oeste y seguimos por ella unos doscientos metros. Dejamos la pista que da una gran vuelta y bajamos ya por terreno sin senda, buscando el mejor camino entre el matorral, para llegar enseguida a la pista principal, muy cerca del punto de salida. Habremos tardado sobre 1h desde la cima y unas 3h 30min en el total de la excursión

.

2 comentarios:

Raul Castro dijo...

He quedado sorprendido muy gratamente con este post.
Un saludo.

El Refugio de "JAVI" dijo...

Gracias Raul por seguir este blog.

Plantilla creada por elrefugiodejavi basada en la rounders4 de blogger.